AMPARO EN MATERIA AGRARIA

ES IMPROCEDENTE CUANDO NO SE AGOTA EL RECURSO DE REVISIÓN PREVISTO EN EL ARTÍCULO 198 DE LA LEY AGRARIA, EN TRATÁNDOSE DE RESOLUCIONES EMITIDAS POR EL TRIBUNAL UNITARIO AGRARIO RELATIVAS A LA EXCLUSIÓN DE PEQUEÑAS PROPIEDADES ENCLAVADAS DENTRO DEL PERÍMETRO DE UNA COMUNIDAD

 

Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
Época: Novena
Tomo: XVI, Agosto de 2002
Página: 1233

AMPARO EN MATERIA AGRARIA. ES IMPROCEDENTE CUANDO NO SE AGOTA EL RECURSO DE REVISIÓN PREVISTO EN EL ARTÍCULO 198 DE LA LEY AGRARIA, EN TRATÁNDOSE DE RESOLUCIONES EMITIDAS POR EL TRIBUNAL UNITARIO AGRARIO RELATIVAS A LA EXCLUSIÓN DE PEQUEÑAS PROPIEDADES ENCLAVADAS DENTRO DEL PERÍMETRO DE UNA COMUNIDAD.- El Artículo 198. fracción I, de la Ley Agraria establece que: “El recurso de revisión en materia agraria procede contra la sentencia de los tribunales agrarios que resuelvan en primera instancia sobre: I. Cuestiones relacionadas con los límites de tierras suscitadas entre dos o más núcleos de población ejidales o comunales, o concernientes a límites de las tierras de uno o varios núcleos de población con uno o varios pequeños propietarios, sociedades o asociaciones.”. Por consiguiente, cuando en un juicio agrario se decide sobre la exclusión de una pequeña propiedad enclavada dentro del perímetro de una comunidad, es claro que se trata de un conflicto de límites, por lo que es procedente el recurso de revisión del cual conocerá y resolverá el Tribunal Superior Agrario, en términos del artículo 9º. , fracción I., de la Ley Orgánica de los Tribunales Agrarios, sin que ello implique contravención a la jurisprudencia por contradicción de tesis número 54/2000, sustentada por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, visible en la página treinta y tres del Tomo XII, julio de dos mil, de la Novena Época del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, de rubro: “EXCLUSIÓN DE PROPIEDADES PARTICULARES INCLUIDAS DENTRO DEL PERÍMETRO DE TERRENOS COMUNALES CONFIRMADOS. CONTRA LA SENTENCIA CORRESPODIENTE EMITIDA POR UN TRIBUNAL UNITARIO AGRARIO PROCEDE EL AMPARO DIRECTO.”, toda vez que del estudio de la ejecutoria que decidió tal contradicción se advierte que el tema a debate fue la naturaleza de la resolución que dictan los Tribunales Unitarios Agrarios en asuntos de esa índole, es decir, si son actos dentro o fuera de juicio y, por ende, si son o no sentencias en el estricto sentido del término, concluyendo que sí lo son y que la vía para reclamarlas en amparo es la directa ante Tribunal Colegiado y no la indirecta ante Juez de Distrito, razón por la cual, si el análisis de la Segunda Sala no verso sobre el principio de definitividad rector del juicio de amparo en tratándose de fallos como el comentado, sino únicamente, se insiste, sobre su naturaleza y la vía para reclamarlos constitucionalmente, debe concluirse que en el amparo directo habrá de estudiarse primeramente la improcedencia del juicio, no por la naturaleza del acto, sino porque no es definitivo.

SEGUNDO TRIBUNALES COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL TERCER CIRCUITO. III.2º.A.94.A

Amparo directo 30/99.- Comunidad Indígena de San Esteban, Municipio de Zapopan, Jalisco.- 4 de abril de 2002.- Mayoría de votos.- Disidente: Tomás Gómez Verónica.- Ponente: Sergio Eduardo Alvarado Puente.- Secretario: José Luis Caballero Rodríguez.

Véase: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo XIII, abril de 2001, tesis III.1º.A.76 A, de rubro “REVISION, RECURSO DE, ANTE EL TRIBUNAL SUPERIOR AGRAIO. ES PROCEDENTE CONTRA RESOLUCIONES DE EXCLUCIÓN DE PEQUEÑAS PROPIEDADES, PREVIO A LA INTERPOSICIÓN DEL JUICIO DE AMPARO.”.

Voto Particular del Magistrado Tomás Gómez Verónica: Difiero de la solución propuesta.- En efecto, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 192 de la Ley de Amparo, la jurisprudencia establecida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación –funcionando en Pleno o en Salas- es obligatorio para los Tribunales Colegiados de Circuito.- Y son criterios jurisprudenciales que las causas de improcedencia deben estar fehacientemente demostradas, así como que es inatendible la causa de improcedencia que implica cuestiones que atañen al fondo.- En relación con lo anterior, el Pleno de nuestro más Alto Tribunal de Justicia del país emitió el criterio contenido en la tesis número P. XXVII/98, visible en la página 23, Tomo VII, abril de 1998, el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, que dice: “IMPROCEDENCIA DEL JUICIO DE AMPARO. SI SE HACE VALER UNA CAUSAL QUE INVOLUCRA EL ESTUDIO DE FONDO, DEBERÁ DESESTIMARSE.- En reiteradas tesis este Alto Tribunal ha sostenido que las causales de improcedencia del jui cio deben ser claras e inobjetables, de lo que se desprende que si se hace valer una causal donde se involucre una argumentación en íntima relación con el fondo del negocio, debe desestimarse y declararse la procedencia, si no se surte otra causal, y hacer el estudio de los conceptos de violación relativos a las cuestiones constitucionales propuestas.”.- Ahora bien, la resolución reclamada en el amparo versa sobre “exclusión de propiedades particulares encalvadas dentro de terrenos comunales” (fojas 38 del proyecto).- Y en el propio proyecto se alude a que la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió criterio –en la jurisprudencia por contradicción 54/2000- de rubro: “EXCLUSIÓN DE PROPIEDADES PARTICULARES INCLUIDAS DENTRO DEL PERÍMETRO DE TERRENOS COMUNALES CONFIRMADOS. CONTRA LA SENTENCIA CORRESPONDIENTE EMITIDAS POR UN TRIBUNAL UNITARIO AGRARIO PROCEDE EL AMPARO DIRECTO.”.- Sin embargo, en el proyecto de sustenta: “En las condiciones relatadas, es claro que el problema planteado versó sobre un problema de límites entre la comunidad quejosa y un pequeño propietario” (fojas 38 y 39 del proyecto).- Pues bien, es inadmisible el criterio sustentado en el proyecto, toda vez que se varía la materia de la litis constitucional, puesto que ésta versó sobre “exclusión de propiedades particulares enclavadas dentro de terrenos comunales”, mas no de un conflicto sobre límites, cuestiones, ambas, cuya naturaleza es diversa.- Así pues, se concluye: Es contraría a derecho la solución propuesta en el proyecto.